Barcelona Modernista

Esta ruta nos permitirá conocer dos de los monumentos más reconocidos de Barcelona y de la obra de Antonio Gaudí, como son la Sagrada Familia, cuya construcción comenzó en 1882 y se mantiene en la actualidad y la Casa Batlló construida entre 1905 y 1907, pieza clave del modernismo catalán, y considerada como uno de los trabajos más creativos y originales del arquitecto.

A continuación reseguiremos gran parte del Eixample, una zona en que durante los años anteriores y posteriores a 1900 se produjo este fenómeno arquitectónico extraordinario, la particular versión local del Art Noveau. Descubriremos las grandes obras modernistas de la ciudad como la Casa Fuster, Casa Vicens, Casa Amatller, Casa LLeó Morera, Casa Calvet, Casa Macaya, la Fundación Antonio Tàpies o el Palau de la Música entre otras. Si el tiempo de visita lo permite, nos acercaremos también hasta el Arco de Triunfo, la plaza de Toros Monumental y el Antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, para contemplar su belleza y ambición arquitectónica.

Proseguiremos en dirección a Montjuïc para adentrarnos de lleno en las instalaciones olímpicas, construidas o remodeladas en motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, cuenta con las siguientes como principales: El Estadio Olímpico, construido en motivo de la Expo Internacional de Barcelona y remodelado para albergar los Juegos Olímpicos; el Palau Sant Jordi, Pabellón multifuncional construido exprés para los Juegos; las piscinas Bernat Picornell, conjunto de tres piscinas construidas también con motivo de los Juegos; la torre de comunicaciones de Montjuïc, llamada también Torre Calatrava, proyectada por el prestigioso arquitecto e ingeniero Santiago Calatrava; El Instituto Nacional de Educación Física de Catalunya, institución oficial dedicada a la investigación y a la enseñanza del deporte en Cataluña, este edificio fue construido expresamente para los Juegos Olímpicos; y por último el Museo Olímpico Juan Antonio Samaranch, inaugurado quince años después de que finalizaran los Juegos, pero que atendida la temática y situación, es considerado parte de la Anilla Olímpica.

Por último, una vez empecemos el descenso desde la Anilla Olímpica de Montjuïc, llegaremos al Pueblo Español, construido para la exposición internacional de 1929 y considerado el cuarto monumento más visitado de Barcelona. Concebido como un auténtico pueblo en el corazón de la ciudad reúne las principales características de todos los pueblos peninsulares para lo que cuenta con 117 edificios, calles y plazas de toda España, recogiendo así los más bellos y diversos rincones de nuestra geografía.

COMPRAR TICKETS VER GALERÍA