Barcelona

Barcelona es la segunda ciudad más poblada del estado Español, y la undécima de la Unión Europea. El área metropolitana de Barcelona, incluida en la Región urbana de Barcelona, representa la sexta ciudad de mayor población de la Unión Europea.

Según The Economist, en 2015 Barcelona es la decimoquinta ciudad más segura del mundo y según el estudio “Global Destination Cities Index” de MasterCard la duodécima ciudad más visitada a nivel mundial. Asimismo, la prestigiosa compañía Global Blue, publico recientemente el ranking de las mejores ciudades de Europa para hacer compras, en la que Barcelona ocupa el segundo puesto, justo por detrás de Londres.

Barcelona se ubica a orillas del mar Mediterráneo, a unos 120 km al sur de la cadena montañosa de los Pirineos y de la frontera con Francia, en un pequeño llano litoral limitado por el mar al este, la sierra de Collserola al oeste, el río Llobregat al sur y el río Besós al norte. Por haber sido capital del condado de Barcelona, se suele aludir a ella con la denominación antonomástica de Ciudad Condal. La ciudad es mediterránea y cosmopolita e integra en su trazado urbano restos romanos, barrios medievales y los más bellos ejemplos del Modernismo y las vanguardias del siglo XX. No en vano, la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad construcciones emblemáticas de los arquitectos catalanes Antoni Gaudí y Lluís Doménech i Montaner. De origen romano, su larga historia y su dinamismo económico han proporcionado a Barcelona un impresionante acervo cultural, patente en la conservación de su rico patrimonio histórico-artístico y en el fomento de las corrientes artísticas más novedosas.

Tradición y modernidad conforman asimismo una gastronomía innovadora e imaginativa basada en los productos de la huerta, pescados frescos, embutidos y aceite de oliva. Repostería artesana y vinos espumosos completan un somero acercamiento a la cultura gastronómica barcelonesa.

Pasear por las aceras de Barcelona es sorprenderse a cada momento. Calles peatonales en los barrios antiguos, espacios verdes y una espléndida fachada marítima con modernas instalaciones son reflejo de su carácter integrador. Barcelona ha sabido engrandecer su pasado sin olvidar por ello sus apuestas de futuro. La ciudad está dotada de unas extraordinarias infraestructuras dedicadas a la celebración de seminarios, simposios y certámenes internacionales, además sus excepcionales redes de comunicación, clima mediterráneo y multitud de atractivos turísticos convierten a Barcelona en una importante ciudad de negocios, que la han colocado ya como la segunda ciudad en número de congresistas y la quinta en número total de congresos y convenciones.

El visitante, de negocios o de placer, también podrá disfrutar del carácter mediterráneo de Barcelona, patente en toda la fachada marítima. La ciudad posee, además, hermosas playas urbanas, puertos deportivos y campos de golf a orillas del mar. Los amantes de la Naturaleza no tendrán que alejarse demasiado para recorrer las sierras que forman parte de la Cordillera Litoral y el Pirineo catalán.

La ciudad ha sido escenario de diferentes acontecimientos internacionales que han contribuido a consolidarla, desarrollarla y darle proyección mundial. Los más relevantes han sido la Exposición Universal de 1888, la Exposición Internacional de 1929, los Juegos Olímpicos de verano de 1992 y el Fórum Universal de las Culturas en 2004. Es también sede del secretariado de la Unión para el Mediterráneo.

En la actualidad, Barcelona está reconocida como una ciudad global por su importancia cultural, financiera, comercial y turística. Posee uno de los puertos más importantes del Mediterráneo y es también un importante punto de comunicaciones entre España y Francia, debido a las conexiones por autopista y tren de alta velocidad.

ME VOY A BARCELONA